La cirugía de sustitución protésica de cadera o rodilla es junto con la artroscopia la intervención estrella de la traumatología contemporánea. El alivio inmediato del dolor y la recuperación de la función pérdida la han convertido en la cirugía “milagro” para muchos pacientes.

Sin embargo no es infrecuente atender en nuestros consultorios a personas que se resisten a pasar por el quirófano para sustituir su articulación destruida a pesar de tener un dolor y limitación funcional considerables. El motivo es que sigue profundamente arraigada la creencia de que las prótesis no duran más allá de seis u ocho años y que por tanto es aconsejable retrasar la intervención lo más posible para evitar futuras cirugías.
Nada más lejos de la realidad. Las nuevas tecnologías han permitido desarrollar nuevos diseños y utilizar materiales más resistentes al desgaste y consiguientemente más duraderos. En los últimos años se han ido reemplazando el metal-polietileno como superficie de contacto de las prótesis por la cerámica-cerámica o el metal-metal, pares de fricción mucho mas resistentes al desgaste lo que ha aumentado extraordinariamente la durabilidad de los nuevos implantes.

Con estos nuevos materiales, siempre y cuando no haya ninguna complicación perioperatoria en forma de infección o aflojamiento, el tiempo medio de supervivencia de los implantes puede alcanzar los veinticinco o treinta años.
Estos nuevos plazos permiten implantar prótesis en pacientes jóvenes o de mediana edad con la perspectiva de no necesitar un recambio a lo largo de su vida. Además la cirugía navegada por ordenador con sus nuevos softwares más fáciles e intuitivos está permitiendo alcanzar la máxima precisión en la colocación de los componentes de las prótesis lo que teóricamente maximizará su supervivencia.

Hoy en día la cirugía de recambio de prótesis no es una práctica excepcional en los servicios de cirugía ortopédica de todo el mundo. Es de desear que con estos nuevos diseños, los nuevos materiales y la cirugía navegada por ordenador las prótesis que ahora empezamos a utilizar sean realmente prótesis para toda la vida.

Materiales de última generación. Pares cerámica-cerámica, metal-metal y prótesis de tantalio (metal trabecular)