Han aparecido en los últimos meses informaciones contradictorias sobre alertas sanitarias en cuanto a la seguridad de algunos tipos de implantes de prótesis de cadera utilizados en la actualidad. Concretamente en USA y en la mayor parte de Europa se ha retirado del mercado un solo modelo de implante, la prótesis de “resurfacing” con par metal-metal de la empresa De Puy ASR XL Acetabular System.
En estudios realizados a pacientes con este modelo de implante se había observado un elevado índice de complicaciones en forma de aflojamientos de la prótesis o reacciones alérgicas en las partes blandas circundantes, producidas por las partículas metálicas desprendidas del desgaste protésico. El diagnóstico de este problema ha obligado a mantener un seguimiento riguroso sobre estos pacientes con estudios de imagen seriados y determinaciones de iones metálicos en sangre, cunado no a explantar muchas de estas prótesis mediante complejas cirugías de revisión.

Sin embargo se trata de un problema puntual provocado por un determinado modelo de implante presentado hace unos años como muy novedoso y especialmente indicado en pacientes jóvenes y activos, pero que no había sido testado suficientemente como para garantizar su absoluta seguridad en el medio y largo plazo.

En aras de tranquilizar a los miles de pacientes con prótesis totales de cadera, baste decir que el 99% de los implantes convencionales utilizados en la actualidad son extremadamente seguros, habiendo demostrado supervivencias a los 20 años superiores al 90% en muchos de los estudios realizados.