Cada día asistimos en la medicina en general y en la cirugía ortopédica en particular a multitud de innovaciones que se presentan en los medios de comunicación como la solución a los más complejos problemas. Deportistas de élite con recuperaciones milagrosas, personajes famosos o ciudadanos normales a los que se les realizan intervenciones quirúrgicas inverosímiles.
Sin embargo la realidad no es tan atractiva como la representan ni los resultados a medio plazo tan espectaculares. Lo cierto es que en la medicina actual del siglo XXI hay infinidad de enfermedades para la que no hay aún una solución eficaz.

La regeneración de los tejidos dañados es una aspiración de los profesionales de la salud tan antigua como la misma humanidad. Desde hace unos años las células madre pluripotenciales extraídas de médula ósea y los factores de crecimiento tisular derivados de las plaquetas han venido a arrojar algo de luz donde todo era oscuridad. Con un método sencillo como es la aspiración de sangre del interior del hueso de la pelvis de los pacientes en el primer caso o extrayéndoles simplemente sangre en el segundo, obtenemos un fluido extraordinariamente rico en células con alta capacidad de regeneración/diferenciación hacia la estirpe celular del tejido u órgano donde son implantadas.

En cirugía ortopédica se llevan algún tiempo utilizando en diferentes patologías con resultados prometedores. Las lesiones difusas e irreversibles de cartílago (artrosis), los defectos óseos tras accidentes o infecciones, las lesiones crónicas de tendones resistentes a tratamientos convencionales son solo algunos ejemplos.

Como todas las técnicas novedosas e innovadores tendrán que superar el test del tiempo y de los resultados reales fuera del laboratorio. De lo que no cabe ninguna duda es de que en la cirugía ortopédica asistiremos en los próximos años al comienzo del fin de la era de la cirugía de la sustitución de grandes articulaciones por prótesis metálicas mientras se abre paso una nueva, imparable y prometedora etapa: la era de la regeneración tisular